Rato Baltin 2019: valoración general de la primera parte del proyecto

Después de descansar unos días, tras volver del Nepal, explicamos cómo ha ido esta primera parte del proyecto Rato Baltin 2019.

Teníamos una apuesta arriesgada, cubrir tantos municipios como los recursos monetarios nos permitieran. Desde septiembre del 2018, lo preparamos todo para 6 municipalidades, pero después del viaje sobre el terreno que hicimos en enero, tras ver la dificultad que comportaría y viendo los recursos que habíamos encontrado, decidimos centrarnos en 4.

Esta decisión nos ha traído cosas positivas y negativas. Siempre decimos que en Nepal todo cambia, y puede pasar de todo, pero este año hemos podido comprobar que esto es aplicable hasta en nuestro país. En Cataluña tenemos un proverbio que dice: ‘No digas trigo hasta que no esté en el saco y bien atado’. Un equivalente en castellano, ‘No vendas la piel del oso hasta haberlo matado’ (que proverbio tan cruel) 🙂

Las cosas positivas:

Hemos realizado el proyecto en 4 municipalidades (16 escuelas/poblados)

  • Sanfebagar, municipalidad con una alta presencia de chhaupadi, a pesar de no ser tan remota como otras. Aquí es donde está situada nuestra contraparte para esta parte del proyecto en Achham. 3 pueblos/escuelas
  • Dhakari, justo en el monte enfrente de nuestro amado Basti. 3 pueblos/escuelas
  • Turmakand, una de las más remotas de Achham, cerca del río Karnali. Y donde el año pasado murió la chica que sus padres enterraron para intentar esconderlo. 3 pueblos/escuelas
  • Mangalsen, municipalidad donde hemos trabajado los 3 últimos años, y de donde es casi todo nuestro personal. 4 pueblos nuevos/escuelas + 3 del año pasado. En noviembre durante el seguimiento haremos los otros 2.

Es decir: En Achham, en este 2019, hemos estado trabajando en 16 pueblos/escuelas y en noviembre le sumaremos 2 más. Hemos llegado a 5347 beneficiarios directos. Con 1353 nuevas usuarias de la copa menstrual.

Lo que más miedo nos daba a nosotras, del proyecto de este año, era que todas las facilitadoras eran, o bien mujeres locales de cada municipalidad, o bien nuestras antiguas alumnas de otros años, que usan las copas de Ruby Cup.

Por un lado, teníamos la seguridad de que el mensaje llegaría más con chicas locales que con enfermeras de Katmandú; por el otro lado, no daba miedo si habrían asimilado la formación que les dimos en septiembre, y la formación súper intensiva de 9 días que hicimos antes de empezar.

Y he de decir que aquí fue la maravillosa sorpresa, y de lo que nos sentimos todas muy orgullosas: las chicas estuvieron completamente a la altura de la situación en todo momento. Donde no llegaba una, llegaba la otra, y los grupos se complementaron de manera maravillosa! Ver a esas niñas tan seguras de si misma y apoderadas ha sido una de las mejores cosas del proyecto, solo por eso, ha valido la pena!

En cada grupo, había como mínimo una instructora (en algunos había 2, porque teníamos a 6 formadas), y 3 o 4 mentoras (ex-alumnas nuestras, usuarias de la copa) y una voluntaria extranjera. Para cada una de las voluntarias extranjeras ha sido una experiencia dura: las chicas casi no entienden inglés. Pero interesante. Bea ya escribió sobre la formación que hicimos en Sanfebagar, y Eleonora, Anne Laure y Maisei lo harán cuando tengan tiempo.

A la vez, para cada equipo de chicas nepalís, tener a una extranjera que no entendían, también ha sido duro por la dificultad de comunicación, pero de gran ayuda en temas técnicos y de “seguridad”. La extranjera es como un ‘anzuelo’ para atraer a las mujeres, hombres y chicas a las clases en grupo!

 

 

Els equips de Rato Baltin 2019

 

Por otra parte hemos estado Rupa y yo (Clara) haciendo de equipo directivo, e intentando resolver dudas y problemas que pudieran surgir. Rupa es una mujer extraordinaria con la que he trabajado muy bien y creo que es la responsable de proyecto perfecta para nuestro proyecto en Nepal. Es una mujer independiente con su propia empresa de importación de copas menstruales “Cozy Cup”. Copas de calidad que vende a un precio asequible para las mujeres de Katmandú. 1500 rupias. En Achham, si alguna madre quiere una, el precio es de 800 rupias.

En Katmandú hemos contado con nuestras internas Raunika y Simran. 2 joyas en bruto que serán unas mujeres luchadoras y promotoras de cambio en su país. Ambas están cursando un máster, una de estudios de género y la otra de cooperación internacional.

Total, tenemos 3 ángeles trabajando con nosotras!

También hemos contado con la ayuda de Pashupati Kunwar, que como asesor de Samabikas nos ha ayudado en temas concretos y difíciles como resolver todos los papeles legales para recibir la donación de las 3000 copas menstruales de Ruby Cup, organizar el alojamiento y espacio para la formación en Sanfebagar, y además nos ha ayudado a pedir ayuda monetaria en algunas municipalidades. La municipalidad de Sanfebagar contribuyó con 100.000 rupias y la de Mangalsen con 50.000. Mangalsen prometió ayudar más en el próximo año fiscal.

Las cosas negativas

El partner achhamí no ha acabado de funcionar del todo bien. El proyecto es muy grande y complicado, y requiere una dedicación que nuestras socias no podían dedicarle. Nos han fallado 2 grandes donaciones prometidas. Una, esperamos poder conseguirla aún, la otra no contamos con ella porque hemos perdido el contacto totalmente. Esto nos ha puesto entre la espada y la pared en algunos momentos y hemos tenido que modificar el proyecto, espaciando el trabajo de las facilitadoras y dependiendo del todo de dinero que todavía no tenemos, para poder continuar pagando sueldos y para realizar el seguimiento después de 6 meses.

Ante las adversidades, siempre encontramos soluciones creativas, pero resulta especialmente agotador tener que estar pensando siempre en esto.

Mi propuesta para todos vosotros. La continuidad del proyecto depende de ti:

1 – Rellenad este formulario y haceros socios de la ONG. Necesitamos urgentemente tener ingresos regulares para poder continuar. Cada donación ayuda.
2 – Haceros del grupo de Teaming (1 euro al mes, totalmente para el proyecto) y convenced a vuestros amigos y compañeros de trabajo (a toda la empresa) a colaborar también. Si somos 1000 personas dando 1 euro cada mes, representa una gran ayuda (ahora somos 11 y por cierto, desgrava en la declaración).
3 – Haz tu donación anual ahora en Migranodearena, no esperes a después del verano!

Necesitamos liquidez para enviar al Nepal, para que las facilitadoras puedan ir cobrando sus salarios.

Otra cosa que puede ayudar: Yo estaré hasta finales de octubre en Europa. Estamos buscando gente que nos ayude a organizar eventos, charlas, exposiciones, conciertos, comidas y lo que os parezca para recaudar fondos! Si se te ocurren espacios o quieres montar algo, ponte en contacto con nosotras, por favor! Contacta a info@beartsy.org

Muchas gracias por todo! 🙂

Escrito por Clara Garcia i Ortés

¿Deseáis ayudarnos a recaudar dinero para el proyecto de las niñas de Nepal?

Puedes rellenar este formulario y hacerte socio: https://beartsy.org/es/socio/

Paypal Donaciones recurrentes:

Select a Donation Option (EUR)

Enter Donation Amount (EUR)

O echar un vistazo a otras formas de donar en http://beartsy.org/es/involucrate-en-rato-baltin/!
Gracias! 🙂

This post is also available in: Inglés Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.