Naciones Unidas pone el foco en el 2020 en el derecho a la salud sexual y reproductiva

El apadrinamiento de niñas, para facilitar la escolarización para evitar el matrimonio precoz en zonas de Nepal, es un nuevo proyecto de la asociación be artsy.

Naciones Unidas ha convocado reuniones de gobiernos, activistas para el derecho de las mujeres, y otros agentes, entre Mayo y Julio de este año. Agentes que promueven una campaña global – Generación Igualdad, con foco en Ciudad de México y en Paris – en el 25⍛ aniversario de la Declaración y plataforma para la acción – Beijing 1995. La declaración denunciaba la desigualdad de género y planteaba posibles cambios en derechos de las mujeres, y que “la norma es la igualdad”. En una introducción a la campaña, UN Women lo explica: “Imaginaros un mundo donde todas las personas tengan igualdad de derechos y oportunidades. Las mujeres y las niñas no tienen miedo de caminar a casa por la noche y los hombres y los niños no quedan atrapados en masculinidades opresivas”. Donde haya «igualdad de liderazgo político, en las salas de juntas corporativas y en los suelos de las fábricas. Las mujeres tienen la palabra en las decisiones que afectan a su vida, su cuerpo, sus políticas y su entorno, desde los pueblos a las ciudades”.

Este año, se prevé que unos 160 países – 189 estados que hicieron la declaración adoptaran por unanimidad – informen sobre los avances conseguidos, y el secretario general de las Naciones Unidas haga una evaluación general. La nueva campaña habla de facilitar sinergias – explica Katja Iversen, responsable del grupo global Women Deliver – “para avanzar en forma efectiva en temas como el derecho al aborto, a salud reproductiva, o poner fin a la violencia”. “El potencial para el cambio es enorme” – sigue – “pero ya hay demasiados compromisos vacíos, se debe acabar este año con una acción contundente, responsable y atrevida”.

La declaración también abarcaba, entre 12 áreas claves, el trabajo digno en cualquier sector e igualmente retribuido, y evaluar el impacto de la degradación ambiental en las mujeres, y su papel en un desarrollo sostenible, especialmente en zonas rurales, donde también las niñas y las mujeres sufren un acceso más difícil a la educación. Este derecho es cuestionado en algunos países, y si no lo es, las dificultades para acceder a la educación hacen, por ejemplo, que muchas niñas se vean obligadas a casarse prematuramente. También Naciones Unidas y otras organizaciones señalan vulneraciones de derechos básicos, en el matrimonio precoz o forzado de las niñas.

Proyecto de apadrinamiento de niñas y adolescentes a Achham.

En este sentido, el proyecto Edufem de la asociación be artsy parte de la premisa que por cada año de educación se puede retrasar dos años la edad de casamiento de las niñas de las zonas rurales remotas de Nepal donde trabaja. Niñas de 13 o 16 años son casadas antes de poder hacer algún curso más avanzado, ellas piensan que su futuro implica trabajar en casa de sus suegros, o bien dejan la escuela antes por el trabajo en el campo de sus padres. Es un proyecto paralelo, y complementario, al proyecto Rato Baltin que la ONG lleva a cabo desde 2017, con el cual denuncia la discriminación extrema de niñas y adolescentes, que por motivos de tradiciones de origen tribal – hinduistas, que consideran a la mujer impura cuando tiene la menstruación. Y que además las expone a violaciones, o morir fuera de su casa cuando tienen que practicar el chhaupadi. A través de talleres y actividades, promueve la educación y el debate público sobre este factor sociocultural en el país.

Con este nuevo proyecto, Clara Garcia i Ortés, co-fundadora de be artsy, que ha estado nominada al premio humanitario Robert Burns en su edición 2020, va a comenzar a hacerse cargo personalmente de apadrinar dos chicas, Manisha N. y Tejana, en el 2019 be artsy ha contado con dos padrinos que ayudan a dos chicas más, Sangita y Manicha B. Para seguir con el proyecto trabajan para conseguir sponsor para la escolarización de Tulsi y Kamala. El feedback, la respuesta, en términos de mayor bienestar y auto seguridad que estas adolescentes dan, ha animado a la entidad a iniciar este nuevo proyecto. Algunas voluntarias han comenzado a dar clases de inglés, en línea, a las chicas, para ayudarlas a comunicarse
mejor con las personas que participan en el proyecto, con apoyo para pagar la escuela y tener la ayuda básica en el día a día que facilite seguir la escolarización.

Texto de Josep Marín & Fotos© Clara García Ortés.  
Traducción de Clara Pinilla.

Por un 1’80 € al día, ¡cambias el futuro de una niña y evitas que la casen con 16 años!
Hay diferentes maneras para ayudarlas:
Grupo de Teaming: 1 euro al mes – hazte del grupo y consigue amigos que te ayuden a apadrinarla!
Donación regular a https://donorbox.org/againts-chhaupadi
Asóciate: https://beartsy.org/associate/

🙂 Gracias!

This post is also available in: Inglés Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.