Rato Baltin Project (chhaupadi) Proyecto Cubo Rojo – Nepal

rato baltin Participatory photography, sexual education and menstrual cups against Chhaupadi (1)

HISTORIA

En West Nepal, las mujeres y las adolescentes tienen acceso limitado o ninguno a instalaciones sanitarias, servicio de recogida de basuras, agua limpia de manera fácil, y educación respecto a sus cuerpos y ciclo menstrual. Mujeres y adolescentes tienen igualmente fondos económicos limitados, significando que incluso si los utensilios para su higiene menstrual fuesen conocidos o estuvieran disponibles, sería difícil que se los pudieran permitir. Estos factores pueden suponer que las chicas falten al colegio, se sientan humilladas y sucias, y se vean expuestas a un riesgo cada vez mayor de explotación sexual.    

Agravando estos factores está la prevalencia de la práctica cultural conocida como el  chhaupadi. En Nepalí, ‘chhau’ significa menstruación y  ‘padi’ significa mujer. Esta práctica establece que durante la menstruación, las adolescentes y las mujeres son consideradas impuras y se las retire la posibilidad de proveer a sus más básicas necesidades. Dichas prohibiciones incluyen: 

  • La prohibición de entrar en el hogar familiar, teniendo que permanecer en establos o cabañas improvisadas.
  • La prohibición de tocar a los hombres y la comida que otros vayan a consumir.
  • La prohibición de tomar leche, yogur, mantequilla, carne, verdura y otros alimentos nutritivos.
  • La prohibición de cruzar por agua.
  • Algunas sufren restricciones respecto a asistir al colegio.

Aquellas que se ven sujetas a estas prácticas se arriesgan a ser violadas, a ser mordidas por una serpiente, a la inhalación de humo, y a sufrir ataques de animales, así como a sobrellevar el trauma psicológico de considerarse a si mismas “sucias”.

La exclusión de las chicas del colegio durante su periodo es dañino para su educación. Una falta de enseñanza sobre las funciones biológicas, la pubertad, y la menstruación, así como la carencia de utensilios para gestionar su higiene, contribuyen a esta exclusión tan extendida. Lo que es más, una higiene menstrual pobre no está solamente ligada a bajos resultados educativos, sino también al empleo, salud, y desarrollo en general.

El Gobierno de Nepal declaró ilegal esta práctica en 2005. Este progreso en la legislación para restringir la práctica no resultó en un impacto significativo para su predominio. Ampliando el empuje político inicial sobre el chhaupadi, en agosto del 2017 el Gobierno aprobó una ley que castiga a aquellos que obliguen a las mujeres a seguir el exilio dictado por el chhaupadi cuando estén menstruando, con una multa de 3000 rupias nepalíes o tres meses de prisión. Sin embargo, creemos que estos  avances seguirán teniendo un impacto mínimo en su prevalencia. La práctica está profundamente grabada en las normas sociales y prácticas culturales. A fin de abordar la práctica del Chhaupadi de manera efectiva, las intervenciones deben hacerse a nivel local, dirigéndose a la base socio-cultural y a las razones por la que continúa, a través de una educación y de un compromiso profundo de la comunidad. Sin embargo, no deja de ser un importante paso adelante en la dirección correcta, a nivel político, y representa un cambio social de opinión en desarrollo. Combinado con programas como el Rato Baltin, que se ocupa de la educación a nivel local y de base, en zonas remotas donde la práctica todavía existe, creemos que hay un potencial significativo de cambio en un futuro.

El Objetivo

El proyecto pretende abordar la falta de educación sexual e higiene menstrual, y de dignidad, en las comunidades del West Nepal, donde la práctica del chhaupadi todavía existe. Esta misión se divide en los siguientes objetivos, los cuales han perfilado el proyecto Rato Baltin:

  • Abordar la base socio-cultural y a las implicaciones del chhaupadi a través del diálogo con las comunidades.
  • Educar a las mujeres, chicas, chicos y comunidades en sexo, biología y prácticas de higiene menstrual.
  • Reducir el absentismo escolar de las adolescentes en las comunidades objetivo de West Nepal.
  • Dar a mujeres y adolescentes los instrumentos necesarios para facilitar su dignidad cuando estén menstruando.
  • Alcanzar una sostenibilidad a largo plazo para el proyecto.

La Oportunidad

A través de alianzas y con la creación e implementación de talleres formativos, be artsy cumplirá con los objetivos del programa de la siguiente manera:

  • Asociándose con un proveedor de copas menstruales con conciencia social que done copas menstruales (productos de cuidado personal).
  • Proveyendo a las chicas en los colegios con copas menstruales, kits de higiene, y una formación adecuada en su uso y mantenimiento.
  • Asociándose con y formando a médicos, enfermeras, profesores y voluntarios locales, para trabajar con las comunidades mediante talleres y para que hagan un seguimiento continuado.
  • Realizar talleres formativos en educación sexual e higiene menstrual para chicas, mujeres y chicos.
  • Utilizar la fotografía participativa para implicar a las chicas y a las comunidades en el tema de la menstruación y en lo que se puede mejorar para ellas durante ese tiempo.

Nuestra propuesta para el 2018

be artsy trabaja en Nepal a través de su organización filial be artsy, Kalaa Sakhti Nepal. be artsy implementará el proyecto del Rato Baltin (Cubo Rojo) en fases durante el año 2018, en comunidades remotas de West Nepal donde la práctica del chhaupadi permanezca activa. El proyecto mismo se ha denominado así por su enfoque en abordar la higiene menstrual y la eucación en las comunidades más alejadas de West Nepal. En tanto que el color rojo tiene un significado cultural y religioso en Nepal, también se le relaciona con la menstruación. “Cubo” se refiere al kit menstrual que las chicas reciben como parte del programa, dentro de un cubo de metal.    

Para ser efectivos, es vital que los proyectos en esta zona se dirijan a las razones socio-culturales por las que la práctica todavía persiste en algunas comunidades, al mismo tiempo que proporciona educación sexual y herramientas para la higiene.

Nuestro Proyecto Piloto Rato Baltin 2017 proporcionó de manera exitosa un estilo de salud menstrual, y educación y formación en  higiene, sexualidad y reproducción a más de 1000 personas en comunidades remotas de West Nepal. 250 chicas voluntarias recibieron copas menstruales donadas por Ruby Cup, una empresa en Inglaterra. El Proyecto Rato Baltin 2018 seguirá con el trabajo hecho durante el 2017, entregando las copas menstruales donadas a chicas que asisten a los colegios, así como continuar con los talleres y la formación de chicas, chicos, mujeres y comunidades. Ampliará el diseño piloto en que proporcionará acceso también  las copas menstruales a las chicas que no vayan al colegio, e implementarán un taller dirigido a hombres sobre menstruación y reproducción.

El proyecto tiene un planteamiento a cinco niveles:

  1. Los talleres se realizarán para impartir educación sexual tanto a adolescentes varones como a chicas en las escuelas locales.
  2. Se impartirá educación en la higiene a través de talleres a todas las mujeres de las comunidades objetivo.
  3. Se dará formación y copas menstruales a las chicas voluntarias que asistan al colegio en las comunidades objetivo.
  4. Se utilizarán los talleres participativos de fotografía para mostrar cómo se sienten las chicas durante su menstruación y la tradición del chhaupadi, y lo que les gustaría cambiar sobre ello.
  5. Se proporcionará acceso a copas menstruales y formación a las chicas que no asistan a la escuela pero que muestren un compromiso en el uso de la copa menstrual, mediante un pequeño pago simbólico, o a cambio de su ayuda en el proyecto a nivel local si no les es posible un desembolso económico.

Fundamento

El proyecto está diseñado para mitigar los efectos negativos del chhaupadi, educar a las comunidades en las funciones biológicas de sus cuerpos y cómo cuidar de ellos, y estimular a las comunidades a reflexionar y hablar sobre el chhaupadi. No pretende ser una solución verticalista, foránea y rápida. Esto no sería efectivo, ya que el chhaupadi se practica todavía basado en creencias profundamente arraigadas. Si las comunidades perciben que personas no nepalíes están intentando erradicar la práctica basados en un juicio cultural, ello dificultaría cualquier esfuerzo en lo que respecta a higiene menstrual, salud, y educación sexual. El proyecto terminaría teniendo un impacto negativo en las comunidades y los participantes.

Las copas menstruales son una solución económica, sostenible y ecológica a la gestión de la salud menstrual. Están hechas de silicona médica, la cual no tiene ningún impacto negativo en el cuerpo. Las copas son fáciles de limpiar entre usos. La utilización de copas menstruales reduce la producción de desechos que deban ser eliminados, ya que una copa puede ser utilizada durante diez años.

Como las copas donadas por Ruby Cups son solamente para las chicas que vayan a la escuela a fin de evitar el absentismo escolar, así como para proporcionar una solución higiénica a la gestión de la salud menstrual, be artsy comprará Ruby Cups para distribuirlas entre las que no vayan al colegio, por razones particulares. Las chicas participarán voluntariamente, y efectuarán un pequeño pago simbólico por las copas como compromiso de que las utilizarán. Esto ayudará a asegurar que las chicas que participen se comprometen a usar las copas, un valor añadido en el programa. Si las chicas no pueden pagar debido a presión económica y fondos limitados, pueden a cambio contribuir con su ayuda en tareas de implementación del proyecto.    

La fotografía participativa permite a las chicas mostrar sus propias ideas e impresiones sobre sus experiencias. Las participantes no estarán limitadas por su habilidad para comunicarse por medios convencionales como son escribir o hablar. Las chicas pueden sentirse tímidas o socialmente inhibidas para hablar sobre su experiencia, y dependiendo de su nivel de alfabetización, puede que no sean capaces de comunicar totalmente su experiencia. La fotografía participativa puede estimular un diálogo crítico sobre sus preocupaciones, haciendo posible que las participantes visualicen y reflejen sus experiencias dentro de sus comunidades. 

Dado que be artsy y el proyecto Rato Baltin son nuevos, existe una capacidad limitada para su implementación a larga escala. La supervisión y la evaluación de la implementación del proyecto del 2018 permitirá a la organización a adaptar y cambiar el programa según sigue adelante, basado en las lecciones aprendidas. El proyecto 2018 ha sido diseñado en base a las lecciones aprendidas durante el Proyecto Piloto del 2017. Este enfoque dinámico y flexible a la implementación del proyecto, enfatizando en un seguimiento sostenido y efectivo, y en la capacidad de adaptación, asegurará que el proyecto deja una huella positiva en las comunidades. 

Estrategia de ejecución

Ruby Cup, una empresa de copas menstruales con conciencia social, donará Ruby Cups a be artsy para que sean distribuidas a las chicas que vayan a la escuela en las comunidades remotas de West Nepal. to distribute to girls that attend school in remote West Nepal communities. El énfasis en chicas que vayan al colegio es una condición de la donación.


be artsy comprará asimismo y repartirá copas menstruales a chicas que no vayan a la escuela, por un precio simbólico, que demuestre su compromiso de uso. Las chicas que tomen parte en esta iniciativa tendrán que tener 20 años como máximo.

El Proyecto Piloto Rato Baltin 2017 fue implementado con éxito en varias fases para maximizar su alcance, supervisar el impacto de las intervenciones, ajustarse en caso de resultados inesperados, y para no exceder las capacidades organizativas. Durante el 2017 estuvimos activos en dos distritos: Achcham y Kalikot. be artsy implementó el proyecto en dos pueblos de cada distrito: Basti, Kunti Bandali, Chilkhaya y Rachuli.


Por nuestra experiencia en el 2017, percibimos un alto nivel de necesidad del proyecto en  Achcham. Por lo tanto, nos centraremos en este distrito durante el 2018. be artsy volverá a Kunti Bandali y Basti, donde impartiremos la formación y los talleres a las clases 6 y 7, así como enseñaremos a utilizar las copas menstruales y las distribuiremos, y llevaremos a cabo el seguimiento de las usuarias del 2017.   be artsy ampliará su trabajo en Achcham a tres pueblos más, los cuales se determinarán a principios de enero en base a su población demográfica, la localización de las escuelas, y la prevalencia del chhaupadi.

La ejecución del proyecto se estructurará como sigue:

  1. Contratar a personal local, con salarios decentes y apropiados.
  2. Preparar el material formativo y los kits menstruales.
  3. Determinar la localización de las otras tres escuelas objetivo en  Achcham.
  4. Formar a médicos, profesores y enfermeras locales, los cuales ya han sido contactados y muestran interés en el proyecto.
  5. Entregar el material formativo, traducido al nepalí, para que los profesores puedan seguir con las lecciones en el futuro.
  6. Formar y educar a chicos y chicas en sexo e higiene menstrual, así como tener grupos de solo chicas y solo chicos para que puedan hablar sin miedo a avergonzarse o tabús.
  7. Impartir un taller sobre menstruación y reproducción a grupos de hombres para aclarar su base biológica.
  8. A través de la fotografía participativa, invitar a 20-25 chicas de cada pueblo a que se presenten voluntarias para identificar y tomar fotografías de lo que podría mejorarse en sus vidas cuando están con el periodo.
  9. Entregar un kit de higiene menstrual y enseñar su uso a las chicas que tomaron parte en el proyecto de fotografía.
  10. Entregar un kit de higiene menstrual y enseñar su uso a las chicas jóvenes que no vayan al colegio del grupo de mujeres, las cuales se comprometerán a abonar una suma simbólica de entre 50 y 100 rupias nepalíes.
  11. Exhibir las fotografías en el centro del pueblo o en un punto de encuentro central para implicar a la comunidad en la perspectiva mostrada por las chicas y considerar qué medidas podrían tomarse para mejorar sus vidas.
  12. Anotar los nombres de las voluntarias del programa de las copas que no pudieron participar en esta ronda, para futuras iniciativas.
  13. Seguimiento mensual telefónico con los médicos, profesores y enfermeras locales.
  14. Seguimiento bianual en persona con las chicas por parte de la enfermera y los voluntarios para comprobar cómo progresa la implementación de la copa. 

Ningún trabajador o voluntario de be artsy utilizará el término‘chhaupadi’ a menos que uno de los participantes lo utilice primero.

Recursos humanos y materiales

Los recursos humanos serán inestimables para el éxito del proyecto. Es especialmente importante implicar a nepalíes locales para trabajar dentro de las comunidades objetivo para implementar y supervisar el impacto continuado del proyecto, y el bienestar de los participantes. El proyecto contará con:

  • Profesoras y enfermera/s en cada pueblo (dependiendo de cuántas están dispuestas en cada localidad)
  • 1 x Enfermera contratada o formador sanitario
  • 2 x Ayudante de formación y administrativo en Kathmandu
  • 2 x Voluntarios nepalíes
  • 1 x Voluntario varón
  • 2 x Enfermeras extranjeras para ayudar a formar a las enfermeras nepalíes (opcional)
  • 1 x Director de Proyecto
  • 10 x Chicas locales como consejeras, que se ocupen del seguimiento del 2018 y de posibles nuevos talleres de formación en septiembre

Ruby Cup donará copas menstruales a be artsy para que las utilicen en el proyecto de las escuelas. Las copas donadas serán:

  • 250 x Ruby Cups para el 2018 (primera fase)

Be artsy donará a mujeres jóvenes que no vayan a la escuela. Las pediremos que paguen una pequeña cantidad y que firmen un contrato igual que a las chicas que participen que sí vayan al colegio, para estar seguros de que las utilizarán. El importe será entre 50 y 100 rupias nepalíes (100NRP=1$USD).

  • 75 x Ruby Cups para Mujeres para el 2018 

Los kits menstruales requerirán:

  • 325 x cubos de metal
  • 325 x copas menstruales (Ruby Cup)
  • 325 x jabones en barra
  • 325 x toallas
  • 325 x instrucciones y Preguntas Frecuentes para el uso de la copa menstrual, en nepalí

 

…. leer todo el plan del proyecto Rato Baltin 2018

 

Puedes hacer tu donación aquí: https://www.gofundme.com/menstrual-cups-in-nepal-chhaupadi

o

http://beartsy.org/es/socio/

o
http://beartsy.org/es/donacion/

 

Decidimos llamar cubo Rojo al proyecto (Rato Baltin en Nepalí) por varias razones. Primero, porque el rojo es un color relevante en Nepal, muy usado; también en la bandera del país, y es uno de los colores preferidos por chicas y mujeres. Segundo, porque el rojo es el color relacionado con la menstruación por razones obvias. Y finalmente, porque el kit de formación que estamos dando a las chicas en los talleres va dentro de un cubo. El kit consiste en un cubo -que tiene la finalidad de contener los ítems de formación cuando no estén en uso, llevar agua limpia para lavar la copa y usar en la letrina, y también puede usarse para hervir y esterilizar las copas menstruales una vez al mes-, una copa menstrual, una toalla, y jabón.

 

 

Chhaupadi.

Si no sabes lo que es Chhaupadi, puedes ver más  a través de este vídeo.

 

 

Prioridad para el desarrollo

Las Naciones Unidas declara que la higiene menstrual “Es una condición fundamental para el logro de los objetivos estipulados de desarrollo para este milenio”. La precaria higiene menstrual está indudablemente vinculada a aspectos educacionales, económicos, sanitarios y laborales influyendo en los factores generales del desarrollo de una sociedad. (Puedes leer un informe Aquí) Algunos programas están trabajando para superar estos obstáculos mediante la fabricación de productos seguros, económicos y funcionales como las copas menstruales.

Actualmente se están llevando a cabo muchos estudios sobre esta situación en Nepal, como:

La única manera de que esta práctica desaparezca, es concienciar, informar y educar a toda la población trabajando desde las comunidades locales.

 

Si te preguntas si esto será realmente un beneficio para la realidad de las mujeres nepalís, echemos un vistazo a programas realizados previamente en Nepal sobre este tema:

 

MIT Poverty Action Lab Programs

El Laboratorio e instituto de Massachusetts, en tecnología, pobreza y acción ha estado suministrando copas menstruales en India y Nepal para sus programas de investigación

Y de acuerdo a sus estudios (“La falta de higiene menstrual para las mujeres de India bloquea el desarrollo económico“) la falta de cañerías y de sistemas de basura adecuados en India, hace que los desechos sanitarios no se eliminen correctamente. El 88% de la mujeres en las zonas pobres crean sus productos sanitarios con viejos trozos de tela que tienen que enterrar a escondidas durante la noche.

Las mujeres que han sido suministradas con copas menstruales han comentado sentirse mas libres y con mayor facilidad de movilidad. Una mujer dijo sobre la copa menstrual ” he mejorado mi vida y despierto envidia a otras mujeres”.
En Nepal, las mujeres y las niñas dijeron “que podían utilizar las bicicletas, y que incluso se olvidaban de que estaban menstruando” Los resultados de los estudios en Nepal sugieren que el uso de copas pueden superar importantes barreras aunque no puedan resolver todos los problemas.

Sostenibilidad

Nuestro proyecto tiene tres ramas principales: hacer que las voces de las mujeres sean escuchadas, promover el autodesarrollo, y dar medios para crear ingresos.

This post is also available in: Inglés Catalán