Nuestra historia

be artsy es una asociación sin ánimo de lucro centrada en el desarrollo de proyectos creativos con el objetivo de proporcionar formación y experiencias a comunidades que, de otro modo, no tendrían acceso a ello. Nuestra intención es proporcionar a dichas comunidades (por medio de actividades artísticas y creativas) herramientas para mejorar la comunicación y abrir espacios a la reflexión crítica con tal de efectuar aquellos cambios internos que crean necesarios. En resumen, nuestra intención es ayudar a las comunidades locales a través de la expresión artística (con especial énfasis en las mujeres y aquellos temas que más les atañen).

Es por este motivo que el proyecto que estamos llevando a cabo en la actualidad, el proyecto Chhaupadi, se centra en los temas de la menstruación e higiene en las comunidades rurales en Nepal.

 

Todo comenzó hacia el final de 2014, cuando el Creativity Photo Project – el embrión de lo que se convertiría en be artsy- se creó y se realizaron talleres de fotografía participativa en varios países de Asia.

Después de dos años y muchas experiencias, nos dimos cuenta de que no sólo necesitábamos un marco legal -para crecer y desarrollar los proyectos de la forma más apropiada- sino que existía un vacío en el tercer sector que estamos intentado llenar -esto es: llegar a comunidades a través de la expresión artística. Llegar, sobre todo, a mujeres de todo el mundo, ya que son al mismo tiempo las que suelen llevar el peso de las comunidades, y a menudo no son el “target” de muchas ONGs.

En pocas palabras, esto es lo que es be artsy: un grupo de personas con diferentes “mochilas” artísticas, que forman equipo para crear proyectos de cooperación dirigidos a minorías y comunidades en riesgo de exclusión.

 

This post is also available in: Inglés Catalán