Diario de viaje – Primera conversación en Rachuli (Kalikot) con grupos de mujeres

26-5-2017.

Nuestros contactos en la zona (hombres) nos decían que allá no había Chhaupadi como en Achcham, que no hay cabañas especiales para mujeres menstruando, que tienen una habitación dentro de casa. Durante el camino vimos varias. Hay cosas que las hace fácilmente reconocibles cuando estás acostumbrado. El plato para comer en el exterior, la ropa al sol, la puerta sin ningún tipo de cierre.

La primera conversación con un grupo de mujeres ha sido muy interesante. Al principio hablábamos de cosas superfluas, reían con nosotras y nos hacían preguntas a mí y a las enfermeras, hasta que en un momento nos han preguntado que hacíamos aquí. Con las enfermeras tenemos el acuerdo que en ningún momento diremos la palabra Chhaupadi, o hablaremos de la tradición, así que la respuesta a esta pregunta ha sido: venimos a hacer un programa de higiene menstrual y de educación sexual a la escuela. No hemos nombrado tampoco las copas menstruales.

Rápido, la pregunta de si traíamos algo para dar o si se les daríamos algo. Nuestra respuesta: No. Venimos a enseñar cosas sobre la menstruación. Han empezado a hablar sobre la menstruación, sobre lo que ellas hacen: Según en qué casas, existe una divinidad local, si tienes este dios en casa, no puedes estar mientras menstruas, y tienes que dormir con los animales. Pero sólo si tienes este dios (tengo que intentar encontrar quién decide que hay el dios en las casas). Pueden comer fruta, pero no tocar los árboles frutales. No pueden beber leche de vaca, pero si de búfala. No pueden tocar a ningún miembro masculino de la familia, ni que sea su padre o su hijo grande (los hijos pequeños si). Nadie más puede tocar los platos donde ellas comen, les tienen que dar la comida y el agua. No se pueden acercar a los templos…

Las mujeres que no tienen el dios local en casa, pueden estar adentro, pero sólo en una habitación especial para ellas. No pueden salir. La comida y la bebida se la traen los otros miembros de la familia.

Acto seguido y por primera vez desde que empezamos con el proyecto Rato Baltin, nos invitaron amablemente a seguir las normas del pueblo, y nos pidieron que si teníamos la regla, no entráramos a la escuela por el lado del templo, teníamos que dar la vuelta. Ups!

En ningún momento se usó la palabra impura, chhau, chhaupadi, ni nada por el estilo. No sé si porque las enfermeras usan una palabra más técnica siguiendo el estilo de las chicas, o por que aquí ni lo nombran, el Chhaupadi. Tendremos que ver el resultado de las fotos del taller de fotografía participativa, aquí esperamos que se empiecen a soltar…

Escrito por Clara Go. Fotografías con FUJIFILM X-Pro1 © Clara Go
Traducción de Josep V. Marín

¿Deseáis ayudarnos a recaudar dinero para el proyecto de las niñas de Nepal?

Ahora puedes donar para pagar un mes de sueldo a la enfermera, pagar algunos kits higiénicos o ayudar para realizar el control de la copa menstrual en septiembre:  http://beartsy.org/es/involucrate-en-rato-baltin/

O Si lo deseas, puede donar por transferencia bancaria a: Banc Sabadell IBAN: ES23 0081 0900 8200 0430 1934 BIC: BSABESBB (una donación recurrente nos ayudará a planificar mejor nuestro presupuesto para llevar a cabo los proyectos emprendidos).

echar un vistazo a otras formas de donar en http://beartsy.org/es/donacion/

¡Gracias! 🙂

This post is also available in: Inglés Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *