Diario de viaje: Preparación del seguimiento: las vacaciones no existen…

A finales de junio, a nuestro regreso de Kalikot, estaba impaciente para que llegara setiembre y regresar a Achcham y Kalikot y ver resultados.

Cada vez que regresamos de pueblos, el cansancio acumulado allí y todo lo visto y vivido pasa factura. Me siento muchas veces deprimida por no poder hacer más, agotada fisicamente y siempre pensando en todo el trabajo que queda por hacer.

Esta vez decidí que me tomaba 10 o 15 días para no hacer nada. Que luego escribiría y prepararía las fotografías y que tendría un agosto tranquilo, casi de semi-vacaciones. Para estar en casa tranquila en temporada de lluvias. Alquilé una habitación en una casa de huéspedes barata de Patan, quería probar si me gustaba vivir en esa zona, llena de expatriados y quizá con más conexiones y facilidades para la ONG y… la primera noche llamé a una conocida de la ONG Putali Nepal y quedé con ella para ir a un concierto, donde estuvimos hablando de trabajo y del viaje todo el tiempo! 🙂

A partir del día después, si. Unos diez días sin hacer “casi” nada. Luego empezamos a hacer el seguimiento de las niñas por teléfono y, con el poco dinero del que disponíamos, empecé a preparar el viaje de septiembre.

Susmila, nuestra primera enfermera, recuperada de su operación, estaba dispuesta a venir conmigo a Achcham y Kalikot y el plan era ese. Ir las dos solas para solo hacer el seguimiento. Escribí a Ruby Cup para contarles como había ido todo. Les comenté que teníamos una lista de espera de 140 niñas y nos ofrecieron una nueva donación de 160. Salté de alegría! Las niñas tendrían sus copas este año!

Yo les había dicho que no podía prometer nada, pero que intentaríamos tenerlas para primavera y resulta que las tendríamos para antes! Genial! Ah! pero espera… Mi alegría duró pocos minutos: 160 copas, serian 160 cubos, y jabones y toallas y más personal para llevarlo todo… Mi agosto tranquilo se acababa de esfumar. A conseguir dinero para comprar todo el material! Además por si teníamos poco trabajo, decidimos comprar copas a Ruby Cup para venderlas aquí. De esta manera poder ofrecer aquí su “Compra una y nosotras damos una gratis a una niña/chica necesitada”.

La idea es poder dar a esas niñas y chicas jóvenes de 13, 14, 15, 18 años, que no pueden ir a la escuela por que son demasiado pobres para pagar las 300 rupias que vale la escuela cada mes o porque ya las han casado y tienen niños. Así que todo agosto y gran parte de setiembre fue aun más estresante que el tiempo anterior, pero a través de la venta de copas hicimos contactos, conocimos mucha gente estupenda y tenemos esperanzas de futuro.

En esta vida todo cuesta, hay que luchar fuerte para conseguirlo y eso es lo que hicimos y estamos haciendo. Trabajar duro para poder mejorar la calidad de vida de esas niñas que están bajo la muy lamentable tradición del chhaupadi, y poco a poco despertar conciencias en esos lugares tan remotos del oeste del Nepal.

Así llegó el 22 se setiembre y salimos cargadas de cubos, copas y materiales para el oeste del Nepal, esta vez con una expedición totalmente formada por chicas! 🙂

Pronto os contamos más!

¿Deseáis ayudarnos a recaudar dinero para el proyecto de las niñas de Nepal?

Ahora puedes donar para pagar un mes de sueldo a la enfermera, pagar algunos kits higiénicos o ayudar para realizar el control del uso y seguimiento de la copa menstrual:  https://www.gofundme.com/menstrual-cups-in-nepal-chhaupadi

O si lo deseas, puede donar por transferencia bancaria a: Banc Sabadell IBAN: ES23 0081 0900 8200 0430 1934 BIC: BSABESBB (una donación recurrente nos ayudará a planificar mejor nuestro presupuesto para llevar a cabo los proyectos emprendidos).

echar un vistazo a otras formas de donar en http://beartsy.org/es/donacion/

¡Gracias! 🙂

 

Escrito por Clara Go

 

This post is also available in: Inglés Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *